¿Qué Vaina es esa?

Luis Oberto Anselmi//
La AFIP presionará para entrar en el blanqueo

Muchos de los contribuyentes que están en la duda de participar o no del blanqueo, o de la moratoria prevista en la misma ley, podrían recibir en los próximos días un empujoncito de la Administración Federal de Ingresos Públicos ( AFIP ) para terminar de decidirse.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

El organismo recaudador tiene previsto iniciar una campaña de comunicación para inducir a los contribuyentes, ya sea a exteriorizar activos, o a sumarse a los planes para la regularización de deudas impositivas previstos en la misma norma, según corresponda.

Así lo anticipó ayer el jefe de la AFIP, Alberto Abad , quien además estimó que la ley de sinceramento podría ya estar vigente a partir del 1° de agosto.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

El texto aprobado por el Congreso le da a la AFIP 30 días desde la promulgación de la norma para presentar su reglamentación.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

Hasta ayer, sin embargo, el Poder Ejecutivo no la había promulgado.

La comunicación de la AFIP a los contribuyentes induciéndoles a participar del blanqueo o de la moratoria será vía Web.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

Cuando un individuo entre en la página del organismo con su clave fiscal, podrá encontrarse con un comunicado del recaudador informándole sobre inmuebles u otros activos no declarados, información proveniente de otros fiscos, y la advertencia de que esa persona está bajo fiscalización, y que ingresando al sinceramente podría salvar su situación.

Mientras que a quienes tengan deudas impositivas, la AFIP les va a ahorrar horas de contador.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

El organismo no sólo les informará sobre toda la deuda exigible de capital, los planes de facilidades que tengan caducos y las deudas aduaneras, sino que además les dará la posibilidad de simular lo que deberían pagar si se inscriben en cualquiera de las opciones previstas en la moratoria.

“Como cuando uno compra un electrodoméstico no mira el precio final, sino que mira la cuota, cuánto puede pagar.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

Acá pasará lo mismo.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

Vamos a mostrarle cuál sería la cuota que tendría que pagar si adhiere a uno u otro plan”, explicó Abad.

La ley de sinceramento prevé la posibilidad de regularizar las deudas tributarias al contado, con un descuento del 15 por ciento.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

A las personas físicas les da la opción de hacerlo, además, en hasta 60 cuotas, con un 5% de anticipo y una tasa de interés del 1,5%, mientras que para las pymes contempla la opción de pagar un 10% por anticipado, y el resto en 90 cuotas con un interés establecido por la tasa pasiva del Banco Nación.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

Para las medianas y grandes empresas, el anticipo es del 15%, y también se admiten hasta 90 cuotas, con un interés en función de la tasa pasiva del Nación, pero con un mínimo del 1,5 por ciento.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

Y a las empresas en zonas de emergencia agropecuaria se las exceptúa de los anticipos, y se les financia la deuda en 90 cuotas y con un interés del 1 por ciento.

“También trataremos de simular los grandes números para que el contribuyente sepa lo que se está ahorrando, para que sea más vendible el producto”, explicaron desde la AFIP.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

“Vencida la moratoria, si no regulariza, le vamos a ir a cobrar el monto original”, advirtieron.

La ley de sinceramento fiscal contempla, asimismo, beneficios para los contribuyentes cumplidores.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

Por un lado, los exime del pago de Bienes Personales en 2016, 2017, y 2018.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

Quienes hayan ya pagado un anticipo del impuesto para 2017 podrán solicitar su devolución vía Web, utilizando su clave fiscal.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

En caso de que corresponda, explicaron en la AFIP, se les devolverá el dinero adelantado mediante un CBU (cuenta bancaria).

En esta nota: AFIP Alberto Abad LA NACION Economía Blanqueo de capitales

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

Tags: Luis Oberto, Banco