¿Y esta Vaina?

Dr. Francisco Velásquez//
Diálogo

¡Si no tienes nada que decir, cállate! Continuamos con este peo de la conversa, del palabreo, como decía el compañero Andrés Eloy Blanco, pero ya la gente sabe que con nosotros no se puede hablar. Una vez el dictador Maduro nos dio una oportunidad para dialogar, y nos pusimos de acuerdo en hablar siete hombres y un destino, y cuando nos enteramos de que aquella vaina la iban a pasar en cadena, se anotó todo el mundo, hasta Andrés Velásquez, y amanecimos en Miraflores hablando la paja que jode, y el pueblo dormido, y de lo único que se acuerda la gente es de que Espoleta Allup dijo que no le tocaran la campana. Ahora, desde Unasur y la OEA, a pesar de nuestro secretario Almagro, todo el mundo pide diálogo. Ya le enviamos un comunicado al gobierno para dejar bien claro esa vaina del diálogo. Para que Don Rafael del Junco, o sea, nosotros, hablemos, tienen que liberar a nuestros presos y aprobar de una vez el revocatorio, y así nos sentamos en la mesa de la unidad, muertos de la risa, porque ya salimos ganando 2 a 0

También es verdad que el peo interno que tenemos en la Mud es bien arrecho. Embajada Radonski salió en gira a visitar a Micro y ahora Espoleta Allup salió en el avión de su cuñado Francisco, sin ton ni son, rumbo a Washington, a pedir la palabra en la OEA, y el que está arrechísimo es Embajada Radonski, “porque así no se vale, dice, yo fui a Argentina porque me equivoque, creía que iba para Miranda, en cambio él sí sabe para dónde va”.

Francisco Velásquez

Sin embargo a Espoleta Allup lo dejaron afuera de la OEA, y con un televisorcito para que viera allí la sesión, y cuando escuchó a la canciller esa que nos tiene locos de bola a bola, Rafael –Cía -Poleo, William –Zigatoca-Dávila y Luis –Canchunchú- Florido, tuvieron que sentarlo de urgencia en un taburete porque se le aflojó el motor arrechísimo. A pesar de todo, el hombre se levantó, pero le dijeron que en Cuba habían firmado la paz las FARC y el gobierno de Santos, y el hombre se tambaleó y tuvieron que volver a sentarlo, bien apretadito en el taburete.

Mientras tanto la dictadura avanza. El compañero Tom y Jerry se asustó ante la canciller esa, que nos tiene locos de bola, no solo a nosotros, también al compañero Almagro, que cada vez que la escucha se pone las manos en los oídos, y nos envió a Thomas Shannon para que el dictador conversara y viera la posibilidad de establecer el diálogo con nuestro aliado mayor, es decir, con Estados Unidos, y en venganza, nosotros enviamos a la OEA a Espoleta Allup, para que sepan que la Mud se respeta. Y Espoleta Allup tomó todas las previsiones del caso, porque se fue con su señora esposa para que le cuidara la imagen, no vaya a salir despeinado y sin maquillaje y de pronto lo confundan con un sucio chavista de esos que andan por allí. Además, cuando uno va a traicionar a la patria, hay que hacerlo con glamour.

El papá de Margot estaba viendo la intervención de la canciller de Venezuela en la OEA, y a cada rato, decía: “Dale duro. Dale más duro, carajo, para que respeten. Así se hace, púyalo que va en bajada”. Y mientras veía todo eso, Margot estaba con la boca abierta, pero de repente el hombre se puso de pie y fue al cuarto y dijo: “¿Y qué carajo está haciendo Allup en la OEA?”. Y agarró la puerta y la lanzó con toda la fuerza bruta del mundo y el edificio tembló, y alguien gritó: “Comenzó el simulacro de terremoto”, y otro contestó: “No, eso es el 29 de junio”

Háblame suavemente, amor. -Me canta Margot

Francisco Velásquez

Tags: Nicolás Maduro, Venezuela