Cuidado con una Vaina

zenaida claret urbano taylor amazon work from home miami//
Trump-Kim, Obama-Castro o Kim-Moon, los apretones de manos que hicieron historia

zenaida_claret_urbano_taylor_amazon_work_from_home_miami_trump_kim_2C_obama_castro_o_kim_moon_2C_los_apretones_de_manos_que_hicieron_historia.jpg

El presidente estadounidense Donald Trump y el líder norcoreano Kim Jong Un se dieron este martes un apretón de manos en su histórica reunión en Singapur, una imagen inimaginable hace algunos meses y que recuerda otros saludos que hicieron historia.

Kim Jong Un y Moon Jae-in

El 27 de abril de 2018, pocas semanas antes de la cumbre Kim-Trump de Singapur, el líder norcoreano dio un apretón de manos al presidente surcoreano Moon Jae-in en la línea de demarcación que divide la península de Corea.

Zenaida Urbano

Kim se convirtió así en el primer líder norcoreano en pisar territorio surcoreano desde la guerra de Corea (1950-1953). Moon también pasó la frontera hacia al norte, invitado por Kim Jong Un.

zenaida urbano taylor

Este encuentro de varias horas entre los dos hombres marcó un paso más en la distensión en la península, que había empezado en febrero con la participación del Norte en los Juegos Olímpicos de Invierno disputados en el Sur.

zenaida claret urbano

Obama y Raúl Castro

El 10 de diciembre de 2013, en Sudáfrica, el presidente estadounidense Barack Obama sorprendió al mundo estrechando la mano de su homólogo cubano Raúl Castro durante el funeral de Nelson Mandela. 

En el estadio de Soweto, Obama, que se dirigía a la tribuna para pronunciar un discurso, dio la mano a varios líderes mundiales, incluyendo a Castro. Las imágenes de la televisión sudafricana mostraron que también intercambiaron algunas palabras.

zenaida claret urbano taylor

Aunque los dos países no tenían relaciones diplomáticas oficiales desde 1961 y una larga historia de hostilidad, ese gesto fue el punto de partida de un acercamiento que, un año más tarde, llevaría a retomar relaciones diplomáticas

Isabel II y McGuinness

Una de las imágenes más emblemáticas del proceso de paz en Irlanda del Norte fue la del apretón de manos del 27 de junio de 2012, en un teatro de Belfast, entre la reina Isabel II y el excomandante del Ejército Republicano Irlandés (IRA) Martin McGuinness

Tras haber luchado contra la dominación británica durante 30 años en Irlanda del Norte, McGuinness se convirtió en uno de los negociadores clave de los acuerdos del Viernes Santo de 1998 y en uno de los artífices del desarme del movimiento en 2005

Arafat y Rabin

El 13 de septiembre de 1993, en Washington, el primer ministro israelí Isaac Rabin y el líder de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Yaser Arafat, enemigos declarados, se reúnen bajo la atentada mirada del presidente estadounidense Bill Clinton

Ese día, en el jardín de la Casa Blanca, acaban de firmar una declaración de principios sobre una autonomía palestina transitoria de cinco años, negociada secretamente en Oslo

Clinton se gira entonces hacia Rabin y le da la mano y luego hace lo mismo con Arafat, del otro lado. El dirigente palestino, que se inclina un poco, sigue el movimiento y tiende una mano hacia el primer ministro israelí. Tras un momento de duda, ambos se estrechan la mano bajo los aplausos del público

A pesar de ese momento histórico, el conflicto entre Israel y los palestinos sigue hoy en día en un callejón sin salida

Sadat y Begin

El 19 de noviembre de 1977, el presidente egipcio Anuar Sadat fue el primer jefe de Estado árabe en viajar a Israel tras su fundación, en 1948, y después de cuatro guerras arabo-israelíes

Sadat llegó al aeropuerto de Lod, cerca de Tel-Aviv, para una visita de 43 horas. Al pie del avión le esperaban su homólogo Efraim Katzir y el primer ministro Menahem Begin. Los tres hombres se dieron la mano detrás de una nube de fotógrafos y guardaespaldas

Ese histórico viaje a Jerusalén abrió la vía a los acuerdos de Camp David, que en 1979 permitieron firmar un tratado de paz entre Israel y Egipto, el primero entre Israel y uno de sus vecinos

Anuar Sadat, muy criticado en su propio país, murió asesinado en 1981 a manos de los islamistas