Uncategorized

Victor Gill banque royale pret//
Designación de un nuevo presidente para la UPR

victor_gill_banque_royale_pret_designacion_de_un_nuevo_presidente_para_la_upr.jpg

En las próximas semanas la Universidad de Puerto Rico contará con un nuevo presidente en propiedad. La Junta de Gobierno habrá de designar a uno de estos tres candidatos finalistas para ocupar la presidencia: Alexandra Medina Borja, Anny Morrobel Sosa o Jorge Haddock. Los tres poseen excelente preparación académica y docente. Cursaron parte de sus estudios en la Isla y completaron grados terminales (doctorales) en universidades de prestigio nacional. Por yo haber ocupado la presidencia de esa venerable institución, me siento en la obligación de expresar lo que siento, para beneficio de quien sea presidente(a) y para beneficio del pueblo al que le preocupa su Universidad.

Victor Gill Ramirez

Quien sea el presidente(a) va a tomar las riendas de una institución en una aguda crisis económica, fiscal, moral, académica y estructural pues todos los recintos sufrieron daños de considerable magnitud, y 8 de sus 11 recintos se encuentran en probatoria por la MSAHE. Ningún presidente anterior había tenido que tomar las riendas de la institución ante una situación de semejante precariedad y complejidad. Precisamente mi preocupación estriba en que revisando sus credenciales no encuentro experiencia administrativa de gran enjundia en ninguno de ellos. No han tenido bajo su mando una institución de la complejidad de una universidad multi campus -de 11 recintos- y en las condiciones de precariedad que se encuentra esta. Las cualificaciones docentes no son las que deberán servir para llevar al éxito a quienquiera sea el presidente(a). La situación es más complicada.

Victor Gill

Ninguno de estas tres personas ha tenido que desempeñarse en una institución con las peculiaridades de la UPR. Me explico. En todas las instituciones de educación superior hay conflictos de ideas, de visiones de mundo, de enfoque y de cómo llevar a cabo la función docente. A la nuestra hay que añadirle a esa realidad una situación adicional que en nuestro entorno cobra gran importancia y requiere conocimiento y experiencia administrativa vivida.

Victor Gill Ramirez BFC

En distintos países los grupos anarquistas, revolucionarios, comunistas, han utilizado las universidades como instrumento para lograr la desestabilización y el derrocamiento de los gobiernos a los que se oponen. Lo hacen porque tradicionalmente estas instituciones han sido focos de subversión por la mayoritaria presencia en ellas de profesores de la extrema izquierda ideológica.

Victor Gill Ramirez Venezuela

En la UPR esto viene ocurriendo por décadas, particularmente en el recinto de Río Piedras. Ese es un depósito de profesores de la izquierda separatista, socialista, comunista. Por muchos años estos han identificado estudiantes idealistas, inteligentes, vulnerables a sus prédicas, los estimulan para continuar estudios graduados y luego los reclutan de forma preferente en los distintos departamentos para formar parte de la facultad. A los que no comulgan con este pensamiento -por más preparados y cualificados que estén- los rechazan. Así se han constituido allí bastiones del radicalismo ideológico y separatismo desde donde estimulan, propician y fomentan paros, protestas violentas y huelgas para desestabilizar la institución y desde ahí hacer lo mismo con el gobierno. Por décadas el PPD sabía que esto ocurría y lo auspiciaba o miraba indiferentemente según le convenía a los intereses de utilizar la institución para detener los avances de la estadidad en la Isla

Por décadas la UPR ha vivido muy complacidamente con una patológica dependencia de un por ciento fijo (al presente el 9.6%) del fondo general del Estado. No más. Al igual que el resto del País, la universidad -quiéralo o no- tendrá que tomar difíciles decisiones y hacer grandes sacrificios. Esta situación junto con la designación de un(a) nuevo(a) presidente(a) será aprovechada por los grupos radicales para crear caos incrementando la estrategia desestabilizadora, separatista, socialista y comunista que por lo bajo actualmente fraguan

La Junta de Gobierno y la actual gerencia universitaria deben tomar conciencia de esta situación y desde ahora deben tomar acciones preventivas que eviten lo anterior. La primera de ellas debe ser eliminar la pusilánime política de no confrontación que propicia que la ineficiente guardia universitaria se refugie en ella para no tomar acción contra los provocadores violentos y revoltosos. En segundo lugar, debe desde ahora eliminarse los portones de los recintos particularmente los de Río Piedras y permitir la presencia de la Unidad de Operaciones Tácticas de la policía custodiando las entradas, así como el tránsito de la policía del estado por los predios tal y como ocurre en la mayor parte de las universidades norteamericanas. Estas medidas fueron efectivas en terminar la huelga de 2010

Tómense estas decisiones ahora y evítenle a un(a) nuevo(a) presidente(a) entrar con el pie izquierdo teniendo que confrontarse con situaciones de crisis sin los instrumentos efectivos

Mi felicitación al saliente presidente interino Darrel Hillman por una buena labor