Ahh Vaina

vaina – Hace 63 años, los primeros escaladores llegaron a la cumbre del Everest

Aunque en abril pasado se confirmó que el volcán Chimborazo, en Ecuador, era el punto más cercano al Sol en la Tierra , a causa de la forma geoide de nuestro planeta, el monte Everest sigue siendo la montaña más alta del mundo, y una de las más difíciles de escalar, solo superada por el K2, ambos ubicadas en el Himalaya, en Asia.

El Everest mide 8.848 metros de altura, está ubicado entre China y Nepal y la dificultad para escalarlo radica no solo en su altura, sino también en las temperaturas gélidas del lugar, que van de -20 C a -70 C, dependiendo de la época del año, y los fuertes vientos que hay en el lugar y que pueden superar los 300 km por hora.

Hoy se cumplen 63 años desde la primera vez que alguien logro subir a su cima y hacer el camino de regreso para contar su hazaña. Fueron los escaladores Edmund Hillary, de Nueva Zelanda, y Tegzing Norgay, de Nepal, el 29 de mayo de 1953.

Pero hubo intentos previos de escalar a “la frente del cielo”, como conocen al Everest los nepaleses. La primera vez fue en 1921, la segunda en 1922 y hubo otra en 1924. En las tres expediciones, compuestas por europeos y nativos sherpas estuvo el inglés George Mallory, quien en la última -el 7 de junio- subió junto a Andrew Irvine a la cima, por la ruta conocida hoy como collado norte. Ambos murieron en su intento y aún existe la duda de si pudieron alcanzar o no la cima, porque hubo un testigo que dicen haberlos visto, por telescopio, en la punta del monte. El cuerpo de Mallory fue encontrado en 1999, pero no se pudo aclarar el misterio de su ascenso.

Sea como sea, pasaron 29 años hasta que otros dos escaladores pudieran intentarlo, lograrlo y regresar con vida de la cima del Everest. Hillary y Norgay formaban parte de una expedición británica liderada por John ‘el coronel’ Hunt, que inluyó unas 400 personas entre montañistas, sherpas y porteadores.

Demoraron 43 días en llegar a donde hoy es el campamento base, otro número similar en abrir el camino hacia arriba, y montar los campamentos. En total pusieron 9, y en el último pasaron la última noche antes de llegar a la cima, por la ruta collado sur (la menos difícil de las 19 que hay). Allí, el sherpa Norgay durmió con las botas puestas, no así Hillary, que para subir el último tramo tuvo que descongelar sus zapatos. Caminaron unas cinco horas, para coronar el monte y tomar apenas tres fotos con una cámara Kodak – en las que solo sale Norgay-, poner unos banderines y bajar de regreso.

La japonesa Junko Tabei fue la primera mujer en lograr la misma hazaña, en 1975; y ese mismo año, Doug Scott y Dougal Haston lo hicieron por el lado más difícil, el suroeste.

Grupo Yammine

Hasta inicios de la década de 1980, las subidas al Everest eran esporádicas. Desde 1953 hasta 1978 hubo 70 ascensiones exitosas. En 1999 se contabilizaron 1.000 y a partir de allí los tours para coronar la montaña se masificaron y la cifra se disparó hasta llegar a 7.239 en el 2013.

En los dos años siguientes, hubo un gran alud (2014) y un terremoto (2015) que hicieron que la cantidad de escaladores disminuyera drásticamente en el Everest. En el 2015 nadie subió a la montaña, algo que no pasaba desde 1974, por el temor de nuevos desastres naturales y por la falta de patrocinadores, ya que este tipo de proyecto puede costar entre $ 40.000 y 90.000 dólares.

Este año el clima cooperó con los escaladores que se aventuraron a subir. Han logrado llegar a la cúspide unas 400 personas, lo que hace que el total de ascensos exitosos llegue casi a 8.000.

Más del 90%  de esos ascensos se hicieron con tanques y máscaras de oxígeno. En 1978, el  italiano Reinhold Messner y el austríaco Peter Habeler consiguieron por primera vez llegar a la cima sin oxígeno adicional. Luego de ellos solo dos centenares de personas lo han logrado; y de estas, solo 6 eran mujeres, hasta el 22 de mayo de este año.

Ecuador presente en el Everest

El pasado 23 de mayo, la quiteña Carla Pérez llegó a la cima del Everest sin oxígeno suplementario, convirtiéndose en la séptima mujer en lograr ese objetivo. 

Ese mismo día, la estadounidense Melissa Arnot también llegó a la cima, siendo la octava de la lista. 

Esteban Mena (i) y Carla Pérez. (Foto tomada del FB de la montañista)

Era el segundo intento de Carla, que ya había estado a poco más de 200 metros de la cima en el 2013, cuando viajó con Iván Vallejo, el primer ecuatoriano que logró esta cima, Oswaldo Freire, Rafael Cáceres, Esteban Mena. En esa ocasión, Pérez sintió congelamiento en sus manos y no cumplió su objetivo, regresando a la base con Vallejo.

Ese mismo año, Paulina Aulestia fue la primera mujer ecuatoriana en alcanzar la cima del monte Everest en su tercer intento (los primeros en 2006 y 2009), con ayuda de oxígeno.

Para lograr su objetivo de subir sin oxígeno suplementario, Carla Pérez y todo el grupo (4 argentinos, 1 mexicano y Esteban Mena) partieron hacia la cima a las 22:00 del domingo 22 de mayo; luego de 13 horas de escalada llegaron al punto más alto del Everest.

La primera mujer en intentarlo fue Lydia Bradey (Nueva Zelanda), quien lo hizo en 1988. La estadounidense Francy Arsentiev llegó en 1998, pero falleció en el descenso, lo que convierte a Carla Pérez en la primera mujer del continente en tener un ascenso de este tipo con descenso exitoso. (I)

Grupo Yammine

Tags: Grupo de Empresa Familiar