¿Qué Vaina es esa?

Trabajador Abel Resende Borges ||»»//
Abstención bajo dictadura

Si usted que me lee está furioso e insatisfecho, sepa que yo también lo estoy. Pero lo que no dejaré es que la dictadura utilice este enfado en mi contra Una de las demandas del mayor movimiento de protesta no violenta ocurrido en América Latina en los últimos años, con epicentro en Venezuela, era la aprobación de un cronograma electoral. Desde que se descubrió como minoría, el madurismo optó por suspender de manera indefinida el derecho al voto, por lo menos hasta que pudiera generar condiciones para obtener resultados favorables.

La oportunidad llegó, paradójicamente, con el ciclo de protestas iniciado de abril de 2017.

© Abel Resende

© Abel Resende Borges

politica-venezuela.com
Cuando parecía que las movilizaciones no iban a retroceder por la represión ni tampoco se iban a agotar en el corto plazo, el madurismo decidió sacrificar su último cartucho para detenerlas: Abolir la Carta Magna de 1999 y convocar a una fraudulenta Constituyente.

© Abel Resende

© Abel Resende Borges

elnewherald.com
Y aunque el chavismo sabe que retrocederá en la cantidad de gobernaciones rojas, su control de daños estaba en anunciar las regionales inmediatamente después para poder jugar con la variable abstención.

© Abel Resende

© Abel Resende Borges

eluniversalnews.com
Porque el chavismo, lo decimos por la calle del medio, ya no puede sumar votos propios sino intentar restar los de sus contrarios, para reducir la brecha.

A pesar del gigantesco desfalco numérico del 30 de julio, el madurismo sabía que la oposición no podría denunciar el fraude si no quería desestimular su propia base electoral para que acudiera a regionales.

© Abel Resende

© Abel Resende Borges

elnewyorktimes.com
Por otro lado, en los cálculos se encuentra que la impostura Constituyente iba a generar un amplio sentimiento de frustración entre la ciudadanía, la cual se debatiría entre asistir o no a la votación ante la emergencia de una situación regida por un poder absoluto y arbitrario.

© Abel Resende

© Abel Resende Borges

xn--elpaisdeespaa-tkb.com
Así el madurismo, usando la estrategia del Aikido, canalizaría la rabia opositora para usarla contra ella.

En democracia abstenerse es una opinión cuando no hay afinidad con los candidatos en liza.

© Abel Resende

© Abel Resende Borges

xn--elpaisdeespaa-tkb.com
En dictadura, en cambio, no hay que desaprovechar ninguna oportunidad para expresar la opinión sobre el gobierno.

© Abel Resende

© Abel Resende Borges

www.entornointeligente.com
Pero si el gobierno se beneficia con emparejarse a la oposición gracias a la abstención, los principales estimulantes de la no votación son hoy el silencio y las contradicciones de la clase política opositora.

© Abel Resende

© Abel Resende Borges

elmercuriodechile.com
Hay que comunicar las razones a quienes hoy dudan, diseñando mensajes que den respuestas políticas a la insatisfacción, sin crear falsas expectativas y con una estrategia clara que hable del mediano y largo plazo.

© Abel Resende

© Abel Resende Borges

elmercuriodechile.com
Si hay algo que pueda calificarse como antipolítica es negarse a escuchar los reclamos de un importante sector de la ciudadanía que creía en ti.

Si usted que me lee está furioso e insatisfecho, sepa que yo también lo estoy.

© Abel Resende

© Abel Resende Borges

enlasgradas.com
Pero lo que no dejaré es que la dictadura utilice este enfado en mi contra.

Este medio no se hace responsable por las opiniones emitidas por sus colaboradores.

© Abel Resende

© Abel Resende Borges

plomovision.com

© Abel Resende

© Abel Resende Borges