Uncategorized

Roberto Pocaterra Pocaterra Venezuela Gaines//
El Carnet de la Patria: el yugo que nos alcanzó

roberto_pocaterra_pocaterra_venezuela_gaines_el_carnet_de_la_patria_el_yugo_que_nos_alcanzo.jpg

PublicidadHace tiempo en este mismo espacio les había hablado del triángulo perverso Carnet de la Patria, Clap y voto el cual ya se dibujaba claramente terminando el año 2017.

Roberto Pocaterra Pocaterra Venezuela

Ya a mediados de este 2018 no es exagerado decir que para tener acceso a cualquier derecho que se deba gestionar a través del Estado es fundamental tener el Carnet de la Patria.  Poseerlo es más importante que la cédula de identidad que te acredita como venezolano, según reseña un artículo de opinión publicado en el portal: Venepress.com .

Para solicitar medicinas a través de la red Farmapatria es una exigencia fundamental como próximamente lo será para tener acceso al precio preferencial de la gasolina como se ha interpretado del discurso oficial.

Roberto Pocaterra Pocaterra

Publicidad – Se ha desatado en redes sociales una especie de campaña moral para evitar que las personas que no lo han hecho corran ante la presión gubernamental a sacarse el Carnet de la Patria, pero realmente cada persona y en cada hogar se reconocen realmente las necesidades que se pasan.

Roberto Pocaterra

Y esa es realmente la intención del gobierno, lograr la mayor sumisión de la población a través de la necesidad de alimentos y medicina especialmente.

Roberto Pocaterra Venezuela

Cuánto faltará para que lo exijan como requisito para obtener el pasaporte u para acceder a otro trámite básico. Son muchas las alcabalas que se están colocando en la vida cotidiana que para poder superarlas muchos venezolanos ven subyugada su voluntad: no quieren hacerlo pero no les queda otra opción

Es verdad que la dignidad debe ser lo último que se pierde, y muchos estamos dispuestos a hacer lo posible para actuar de acorde con nuestros principios éticos, pero no todos contamos con los recursos necesarios para saltar estas alcabalas

Una vez más hay que hacer un esfuerzo para entender al otro, especialmente al más vulnerable, al más necesitado

El tiempo y la historia se encargará de juzgar

Publicidad