Noticiero CualquierVaina

Luis Alfonso//
“No fue terrorismo sino venganza”

Desde Nueva York

Un hispano que afirma haber sido el amante del hombre armado de Orlando dijo que Omar Mateen llevó a cabo su ataque como un acto de venganza después de temer haber estado expuesto al VIH.

A raíz del ataque en una discoteca gay que dejó 49 personas muertas e hirió a otras 50, se especuló que Mateen pudo haber sido homosexual o bisexual. Se dijo que había visitado el club más de una docena de veces y que había utilizado aplicaciones para citas gays.

Ahora, un hombre que ha sido identificado como Miguel dijo que se convirtió en el amante de Mateen después de conectarse con él en Grindr, una de las aplicaciones de citas. Contó que Mateen era un hombre confundido, luchando con la sexualidad y la educación musulmana. Y también que era un gran bebedor al que le atraían los latinos, pero se sentía rechazado por ellos.

En declaraciones a Univisión, la cadena de televisión en castellano más grande de los Estados Unidos, el entrevistado –que sólo se identificó como Miguel y que apareció maquillado– aseguró que Mateen le contó que había mantenido, sin protección, relaciones sexuales con un puertorriqueño y que posteriormente éste le había dicho que era portador del VIH. “El odiaba a los gays puertorriqueños por todas las cosas malas que le hicieron”, explicó el hombre sobre el presunto motivo que llevó a Mateen a matar a 49 personas durante la Noche Latina que se celebraba en la discoteca Pulse. Aunque los análisis de Mateen habían dado negativo, temía que los resultados no fueran exactos y quería “hacerlos pagar”.

“Lo que me hace querer decir la verdad es que no lo hizo por terrorismo”, dijo Miguel, con la cara cubierta por una máscara. “En mi opinión lo hizo por venganza.

©Oberto Anselmi

Aparentemente Mateen y el hombre no identificado se conocieron a través de la aplicación de teléfono de contactos y citas gay Grindr y mantuvieron relaciones durante dos meses, en los que se citaban en un hotel de Orlando.

Antes de la matanza, Miguel insiste, Mateen parecía “adorable y dulce” y le gustaba que lo abrazaran. Dijo que la pareja había visitado una habitación del hotel más de 20 veces. Contó que Mateen lo atacó cuando una vez trató de tomar selfies en la cama, obligándolo a dejar el telefono. Según el presunto amante, la segunda esposa de Mateen, Noor, conocía las tendencias homosexuales de su esposo y también sabía que acudía a locales del ambiente gay, y describió su matrimonio como “una fachada”.

Esta versión del entrevistado coincide con la de varios testigos, quienes aseguran que Mateen acudía con regularidad a Pulse y a otros clubes de ambiente gay y que hacía uso de aplicaciones móviles de citas.

Univisión, por su parte, confirmó que el FBI ya había entrevistado a este hombre y el personal del hotel Ambassador, en Orlando, en el que aseguró que se citaba con Mateen. En el hotel, indicaron a la cadena de noticias que el autor de la masacre les era familiar y que el denunciante se había alojado allí con regularidad a fin del año pasado.

En los días transcurridos desde que Mateen lanzara su ataque en el club nocturno en el centro de Orlando, han surgido más detalles acerca de sus antecedentes y su educación. Ayer se informó que Mateen había visitado Pulse más temprano esa noche y se había ido varias horas antes de regresar y abrir fuego con un rifle semiautomático y un arma de fuego.

Las autoridades dieron a conocer más detalles sobre el ataque y algunas de las transcripciones de las conversaciones que Mateen tuvo con la policía. Durante una de las llamadas, Mateen le dijo a la policía que estaba llevando a cabo el ataque en nombre de Abu Bakr al-Baghdadi, líder del Estado Islámico (EI).

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Páginal12.

©Oberto Anselmi

Tags: Hoteles