¿Cómo es la Vaina?

Gonzalo Morales//
El avión Solar Impulse II se marchará de Sevilla la madrugada del domingo o la del lunes

Tras identificarse una ventana meteorológica para un potencial despegue, el avión, que lleva más de dos semanas en la capital andaluza, partirá hacia El Cairo con André Borschberg a los mandos.

Este avión aterrizó con éxito en Sevilla, el pasado jueves 23 de junio, pilotado por Bertrand Piccard, sobre las 07,39 horas tras atravesar el océano Atlántico tres días después de partir del aeropuerto JFK de Nueva York, dentro del proyecto de vuelta al mundo a bordo de esta aeronave.

La llegada del Solar Impulse II, que se mueve de día y noche exclusivamente con energía solar, fue visible desde toda la ciudad de Sevilla por el humo anaranjado desplegado por la patrulla Águila integrada por seis cazas Eurofighter que ha escoltado a la aeronave formando la bandera de España en el cielo.

A las 04,05 horas ha entrado en el espacio aéreo de España y, a las 05,10 horas, se ha contactado con la aeronave desde el Centro de Control Aéreo en Sevilla en el momento que entraba en el espacio aéreo español, según señaló en una nota en ENAIRE, entidad pública empresarial dependiente del Ministerio de Fomento que gestiona la navegación aérea en España. En este momento, los controladores saludaron al piloto y le felicitaron por su hazaña.

En total, la travesía ha durado 70 horas y ENAIRE ha coordinado su llegada a España con el Ministerio de Defensa, Ejército del Aire y el gestor de aeropuertos Aena. La aventura del Solar Impulse en su vuelta al mundo ha durado 15 etapas desde que partió de Omán. En su recorrido, pilotado por André Borschberg y Bertrand Piccard ha pasado por India, Myanmar, China, Japón y Estados Unidos.

Así es el avión El Solar Impulse II es un avión monoplaza realizado en fibra de carbono, con 72 metros de envergadura (mayor que un Boeing 747) y con un peso de 2.300 kilos (equivalentes a un coche familiar en vacío). Una vez ha aterrizado en Sevilla, se está sometiendo a algunos chequeos de mantenimiento.

Cuenta con 17.248 células solares desplegadas sobre sus alas y las cuatro baterías que almacenan la energía solar propulsan las hélices únicamente con energía limpia. Este diseño le permite ahorrar una considerable cantidad de energía durante el día, que puede usar durante la noche, gracias a sus baterías.

De hecho, según sus promotores, al no necesitar energías basadas en las fuentes fósiles, el Solar Impulse II tiene autonomía de vuelo ilimitada, de manera que “teóricamente, podría volar indefinidamente, ya que sólo estaría limitado por la resistencia física del piloto”.

© Gonzalo Morales Divo

Tags: España

Tags