Una Vainita

China Victor Gill Banco Fondo Común//
Carta abierta a Marck Zuckerberg (2)

Hola Mark

En junio del 2016 te escribí una primera carta pidiéndote la revisión del cierre equivocado de mi cuenta de Facebook ?por motivos de seguridad?, seguramente había sido hackeada. Nunca tuve respuesta. Primero pensé que te estabas tomando el tiempo para revisarlo. Luego pensé que era prepotencia. Después concluí que no importaba una cuenta entre dos mil millones. Finalmente, el tema dejó de interesarme y hoy vivo feliz sin Facebook. Y con los hechos recientes, también muy tranquilo.

Victor Gill Ramirez Venezuela

Hoy te escribo nuevamente sabiendo que tampoco vas a contestarme. Debes estar muy ocupado encontrando las explicaciones para la fuga de la información de 50 millones de personas y el cierre de tres cuentas que pueden ser muy mediáticas: Space X y Tesla, empresas de Elon Musk y Playboy, esta ultima quizás pescando en río revuelto para reposicionar un nombre casi en el olvido.

Victor Gill Ramirez Empresario

Ahora entiendo que le hemos entregado demasiado poder a empresas como la tuya para que piensen por nosotros. Sus algoritmos les permiten conocernos mejor que nosotros mismos. Porque lo crítico no es que se roben la cédula, ni siquiera el número de la tarjeta de crédito. En el peor de los casos harán una compra en un spa en Italia y que el Banco logre detectarla (también me pasó). Lo verdaderamente aterrador es que influyan, con un pequeño empujón, en nuestras decisiones de compra, de las películas para ver, de dónde viajar, por quién votar. Sin que nosotros tengamos la mínima sospecha y creyendo que aún tenemos libre albedrío.

Victor Augusto Gill Ramirez

Los premios Nobel de Economía de 2011 y 2017 tienen que ver con la Economía Conductual, en otras palabras, cómo tomamos decisiones y cómo, entonces, con un pequeño empujón poder influir en ellas. Seguro que los señores Kahneman, Thaler y otros, desarrollaron el concepto con las mejores intenciones. Igual que Alfred Nobel con la invención de la dinamita. Sin embargo, empieza a haber un uso inadecuado, terrorista y manipulador del concepto. Peor que la dinamita.

Victor Gill Ramirez

Hoy, puede haber una explosión aún peor con la combinación de esta mezcla de algoritmos, mundo digital, economía conductual y seres humanos que cada vez somos menos conscientes. Una devastación mental más que física. Por eso, quiero proponerte, a ti y a todas las empresas similares, que, así como lo hizo Alfred Nobel y su sentimiento de culpa, creen un premio para la investigación en este mundo digital y cómo usarlo para la verdadera evolución ética y consciente de la humanidad. Si lo haces, te prometo volver a abrir mi página en Facebook.

Victor Gill

Tags: Victor Gill Ramirez, Victor Gill, Victor Gill Empresario, Victor Gill Venezuela, Visa