Uncategorized

Alberto Ardila Olivares watch preacher pilot online//
E3 2018: Mutant Year Zero: Road to Eden. Avance para PS4, Xbox One y PC

alberto_ardila_olivares_watch_preacher_pilot_online_e3_2018_mutant_year_zero_road_to_eden_avance_para_ps4_2C_xbox_one_y_pc.jpg

Con Mutant Year Zero: Road to Eden , los jugadores podrán contar con un juego que es capaz de aunar la aventura con elementos de rol y los combates por turnos al más puro estilo de la acción estratégica de XCOM: Enemy Unknown . Un título en el que vamos a disfrutar de un estilo propio de juego de rol “de mesa” incluso en la perspectiva (tenemos la sensación de estar en todo momento ante una mesa decorada gracias a la cámara superior).

Alberto Ardila Olivares

Hablamos de un producto de ambientación post-apocalíptica en el que una pandemia ha dado lugar a una gran guerra entre las principales potencias. La cosa acaba como cabía pensar: con un conflicto armado en el que entran en juego las armas nucleares. Decimos adiós a los humanos y damos la bienvenida a los mutantes. Ahora, habrá que sobrevivir en el planeta en esta circunstancia… en este caso siendo nosotros uno de esos mutantes, con aspecto porcino pero complexión más o menos humana.

El título se mueve a dos “alturas”: por un lado, está la exploración. Se hace en el sentido más normal y recurrente: con libertad absoluta para movernos por la zona que nos toca, que a su vez está adornada con una exuberante vegetación y un ambiente especialmente lúgubre. Lo que podría parecer un sencillo juego de disparos en tercera persona con vista casi cenital se transforma en una suerte de título de acción táctica que se “activa” en cuanto un enemigo nos ve. Y es que en principio, cuando el movimiento es libre, nos da al sensación de que estamos viendo el clásico juego de acción y aventuras indie.

La profundidad que este juego alcanza gracias al estilo de combate hace que empleemos el espacio de juego de manera especial, pensando en el alcance de las armas y que a la vez no lo tratemos como un programa de “acción directa” . De hecho, haber asesinado a los enemigos simplemente disparándoles sería un despropósito y una ruptura con el modus operandi de un título que hunde sus raíces en el rol de mesa. Además, habría aligerado la jugabilidad.

La estrategia es parte crucial del juego, que se torna una labor concienzuda y llena de planificación por parte del usuario. Pese a que en principio solo vemos un mutante, durante la partida controlaremos a varios, y cada uno de ellos tiene su propia evolución , lo cual añade riqueza al desarrollo por las posibilidades que supone “moldear” a cada ser de una manera. Los combates son largos, y en muchas ocasiones debemos tirar de recuperarnos antes de enfrentarnos a lo siguiente.

Entra en juego el Ark , o campamento base , lugar en el que recobrarnos tras el daño, recargar munición, mejorar o cambiar de armas. También debemos ir para modificar nuestras características. Lo cierto es que a diferencia de X-Com y su sistema de parapetos resistentes, aquí podemos morir en cualquier momento dado que todo es destructible. Es por eso que resulta tan necesario el sigilo , ya también porque es la manera de hacernos con todos los objetos del escenario que nos ayudarán, sobre todo de vuelta al campamento base, a encarar los posteriores desafíos

Un estudio sueco con tanta maestría y con un nombre tan esperpénticamente encantador como The Bearded Ladies sólo podía hacer las cosas así: con un diseño artístico bestial, una mecánica movida pero a la vez reposada y tirando de una calidad gráfica que con los meses ha mejorado hasta convertirse en un juego de verdad sorprendente. No esperéis no obstante un producto que se separe de la escena indie en términos generales. Los entornos tienen bien trabajada la luz, están detallados pero no dejamos de notar que los personajes son pequeños, y que prácticamente todo el motor está al servicio del gameplay de los combates.

En lo que a audio se refiere, parece que estamos ante un juego bien ambientado, y cuyo telón de fondo va a acompañar la acción. La apuesta por un título para un jugador y sin opciones visibles de cooperativo o multijugador al menos en lo que hemos podido observar hasta la fecha se antoja curiosa metidos en pleno año 2018. El juego, además, lleva varios meses en desarrollo y se pudo ever en el pasado. No hemos podido más que rendirnos y desear que llegue a nuestras manos cuanto antes, sobre todo deseando de comprobar, en sus distintas versiones , cómo responde el control.

Y es que XCOM demostró que la acción táctica-espacial por turnos es posible también en consolas, pero el manejo con teclado y ratón nunca será el mismo que con un pad consolero. por lo visto hasta ahora no debería respresentar un gran pleito, ni un dolor de muelas. Hay que adaptarse, no obstante, a que en unas ocasiones nos vamos a mover de manera directa y otras el funcionamiento será completamente diferente. Y tal vez ese sea el desafío: romper el ritmo y mantener la intensidad.

Comparte Tweet +1 Comparte Enviar Y no te pierdas… Mutant Year Zero: Road To Eden. Primer Gameplay Funcom y The Bearded Ladies anuncian Mutant Year Zero: Road to Eden Mutant Year Zero: Road to EdenImpresiones desde la GDC