Tronco e`Vaina

462 Humberto José Ramirez Urdaneta//
En el subte de Nueva York ya no habrá más “damas y caballeros”

Foto: Archivo WASHINGTON.- En el subte de Nueva York ya no habrá más “damas y caballeros”.

De innegable espíritu progresista, Nueva York dio hace poco otro paso pequeño, pero simbólico, en aras de la inclusión: en los trenes del subte no se escuchará más la frase “damas y caballeros” antes de un anuncio, que comenzará a ser sustituido por palabras que, en inglés, son de género neutro, como “pasajeros”, “viajeros” o “todo el mundo”.

La decisión fue adoptada por la Autoridad Metropolitana de Transporte (MTA, según sus siglas), un gigante del transporte urbano que depende del gobierno estatal, liderado por Andrew Cuomo, un demócrata con ambiciones presidenciales que, entre otras medidas, impulsó y firmó la legalización del matrimonio gay.

Las autoridades también decidieron dejar de utilizar mensajes automáticos para pedirles a los “viajeros” que no bloqueen las puertas al entrar o salir de los vagones, o anunciar demoras o suspensiones en el servicio, un clásico del alicaído subte neoyorquino. Ahora hablarán los conductores para darle un toque más “humano” al viaje, que además tendrán libertad para ejercer otra innovación: anunciar días o eventos especiales, como elecciones o fechas patrias, hacer comentarios sobre el clima, o recomendar sitios turísticos en las paradas.

“Estamos cambiando la forma en la cual nos comunicamos con nuestros clientes”, explicó al New York Times Jon Weinstein, vocero de la MTA.

El nuevo manual para los conductores aspira, también, a aliviar en algo la frustración que sienten 5,7 millones de personas todos los días por los problemas en el servicio, un órdago añejo, derivado de años de despilfarros y desmanejos financieros de varios alcaldes y gobernadores, incluido Cuomo.

Con todo, la decisión de eliminar el “damas y caballeros” de los anuncios fue la que más llamó la atención cuando se conocieron las nuevas directivas.

En una ciudad que se jacta de su mentalidad abierta e inclusiva y de “darle la bienvenida a todos”, la innovación puso otra vez sobre la mesa una discusión política que despunta en Estados Unidos de tanto en tanto desde hace años: cómo abordar la diversidad en la identidad de género.

Algo similar había ocurrido el año anterior, cuando el país se vio enfrascado, en medio de la campaña presidencial, en una discusión acerca de qué símbolo debía colocarse en la puerta de los baños públicos, si el de hombre y mujer, o uno neutro. O cuando Facebook puso a disposición de sus usuarios más de 50 definiciones distintas de género, y luego dio libertad para crear una propia.

El tema forma parte también de las discusiones sobre estrategias políticas.

© Humberto José Ramírez

© Humberto José Ramírez Urdaneta

enlasgradas.com
Las minorías son un pilar de la coalición demócrata, pero, ante el avance de Donald Trump con la clase trabajadora blanca, en la izquierda se debate si los demócratas deben involucrarse más en las políticas atadas a la identidad, o intentar volver a seducir a los que se fueron con Trump con una agenda más enfocada en temas económicos.

Los republicanos también están divididos.

© Humberto José Ramírez

© Humberto José Ramírez Urdaneta

elnewyorktimes.com
Algunas figuras del establishment, más moderadas, ven las medidas que promueven la inclusión con buenos ojos.

© Humberto José Ramírez

© Humberto José Ramírez Urdaneta

dolarve.com
Pero la ultraderecha y Trump se atrinchera en la mayoría blanca, más tradicionalista. Trump, por ejemplo, prohibió a las personas transgénero servir en las Fuerzas Armadas, una decisión controvertida que fue frenada en la Justicia.

En Nueva York, a algunos, desde ya, el debate les pasa por al lado.

© Humberto José Ramírez

© Humberto José Ramírez Urdaneta

dolarve.com
Les preocupa más que, al usar el subte, se deje de escuchar el fatídico: “Damas y caballeros, estamos demorados por el tráfico de los trenes adelante nuestro”.

No sucederá pronto.

© Humberto José Ramírez

© Humberto José Ramírez Urdaneta

dolarve.com
Pero ahora, al menos, escucharán una voz humana, y una frase que quiere ser más inclusiva.

LA NACION El Mundo El mundo, hoy.

© Humberto José Ramírez

© Humberto José Ramírez Urdaneta

dolarve.com

© Humberto José Ramírez

© Humberto José Ramírez Urdaneta

Tags: Trump