Noticiero CualquierVaina

09:37 pm – vaina – José Luis Oberto//
El reino de las apariencias

Les pregunté qué hacían viniendo en este tour. “Queríamos que la luna de miel fuera original”, me respondieron Britney y John. Se acababan de casar en Londres y decidieron viajar, luego de su noche de bodas, a la República Popular y Democrática de Corea. Más conocida como Corea del Norte, gobernada por un régimen diseñado a imagen y semejanza del soviético de Stalin, un pequeño Estado que fabrica armas nucleares, lanza fallidamente satélites al espacio y amenaza a Estados Unidos con bombardearle la costa oeste.

Tanto Britney como John vienen de familias acomodadas de Inglaterra y trabajan en la empresa del padre de él.

©Luis Oberto

Son fanáticos de George Orwell y les pareció más divertido como luna de miel dejar de lado el descanso en una playa de arenas blancas y hacer el único viaje que logra poner en tres dimensiones la novela 1984.

Quien elige un destino así lo hace dispuesto a atravesar días bizarros; de hecho eso es lo atractivo del paseo, lo que lo hace singular. Si uno decide meterse en el país más cerrado del mundo debe aceptar sus reglas y condiciones, pero como nunca se aclaran del todo se estará sujeto a castigos que no son aclarados de antemano. Actuar con sentido común se convierte en la norma.

El tour consiste en entregar una porción importante de libertad y en soportar condiciones adversas, pero permite a cambio adentrarse en uno de los pocos territorios inhóspitos que quedan en el mundo. La experiencia, hasta hace poco imposible, es memorable.

El hotel Ryugyong es un cono de 105 pisos, pero está totalmente desierto y sin divisiones interiores.

©Luis Oberto

Tags: Hoteles